Relatos de viajes

China 2006, el despertar del gigante (III)

Autor: Sandro Alarcón     Website: www.abiertoporvacaciones.com

PING’AN, del 20 al 22 de septiembre

Las Terrazas de Arroz de Longji, 100 km. al norte de Guilin, son probablemente uno de los paisajes mas bonitos de China. Ocupan un extensión de 66 km▓, y son el resultado de cientos de años de trabajo de las minorías Zhuang, Yao y Dong. Empezaron a construirse hace 800 años durante la dinastía Yuan y se terminaron durante la dinastía Qing. El paisaje es sobrecogedor, fueron construidas aprovechando toda la ladera de la montaña, desde la orilla del río hasta la cumbre. El punto mas elevado esta a 885 metros y el mas bajo a 380, variando el ancho de las terrazas entre apenas un palmo y varios metros. Cualquier espacio se aprovecha. Los campos son regados desde ríos y arroyos de montaña, por un complejo sistema de canales desarrollado y perfeccionado a lo largo de siglos de uso. El cuadro lo completan unos estrechos caminos de piedra mantenidos generación tras generación, que nos guían a través de la montaña.

 20 de septiembre

Desde Yangshuo hay que coger tres autobuses para llegar a Ping’an, un autobús urbano hasta Guillin (10 - 1h), un autocar hasta Longsheng (23 - 1h 30 min) y una minifurgoneta para diez personas donde viajábamos 15 hasta Ping’An (6,5 - 1h). Esta última te deja en la falda de la montaña, desde donde hay que subir hasta el hotel, unos veinte minutos bajo el tórrido sol…

 LiQing Hotels. 60 /80 /90 hab. doble/hab. doble con vistas/hab. doble con vistas y a/a. Tienen dos hoteles y un restaurante, muy populares entre los occidentales. Completamente de madera, baño completo, TV, limpio, aunque con alguna que otra araña (estamos en el campo). Restaurante con terraza, 30 por comida. Cómodo y agradable, personal muy amable, y las vistas tremendas, mires a donde mires sólo se ven campos de arroz, un mar de terrazas serpenteantes, como si decenas de serpientes gigantes descendieran por las montañas.

Dedicamos la tarde a recorrer un poco el pueblo. Ping'An esta completamente rodeado de terrazas, y un pequeño arroyo que baja de las montañas lo bordea. No es un pueblo grande. Las casas son de madera construidas sobre una sólida base de piedra, la mayoría tienen en sus patios guindillas rojas y mazorcas de maíz secándose al sol, los aldeanos visten trajes tradicionales, y se respira aire limpio y tranquilidad. Es un buen sitio para pasar unos días de relax visitando a pie las aldeas cercanas. Toda la zona se encuentra dentro del área de los Bancales de Arroz de Logngji, una especie de zona protegida donde se pagan 50 de acceso.

Los dos días siguientes los dedicaremos a hacer trekkings por los pueblos de la zona. Primer día dedicado a la etnia yao y el segundo a la zhuang.

 21 de septiembre

Visita al pueblo yao de Zhongliu. Empezamos con una ascensión hasta el ViewPoint 1 de unos 30 minutos. Hay unas vistas fantásticas de Ping'An, y una pequeña cabaña que nos protege del sol abrasador. Desde aquí a Zhongliu se tarda entre 1:30 h. y 2 h. El camino no tiene perdida, y si dudáis preguntad a la multitud de mujeres Yao que se os aparecerán por doquier. Todo el paisaje está dominado por las terrazas de arroz, alguna zona boscosa de unas pocas decenas de metros y el río al final del camino. Quizás lo mas interesante es ver las tumbas que en determinadas zonas bordean el camino, las mas recientes adornadas con colores vivos y papeles reflectantes que se ven desde muy lejos.

Zhongliu es una aldea de aire rústico colgada de la ladera de la montaña. Puentes de piedra, casas de madera rodeadas de arrozales, y caminos empedrados. Las mujeres yao son famosas por no cortarse nunca el pelo ya que simboliza el estatus social de la chica. Por 20 (mas veinte de propina) hicimos fotos durante media hora a un grupo de cuatro mujeres yao en un riachuelo a la entrada del pueblo.

Después nos ofrecieron comer en su casa, pagando por supuesto. Es una casa de dos plantas. En la planta baja están los animales. La primera planta es una gran sala diáfana que incluye la cocina, y otro espacio que parecen los dormitorios, aunque no se ve ni colchón ni mobiliario alguno. Ningún lujo, nada es superfluo. Lo mas curioso es la cocina: sobre una loseta de piedra de unos 4 m▓, hay un bidón de metal de apenas 40 centímetros de altura y un trípode metálico alimentados con leña, y sobre cada uno de ellos un wok donde nos preparan una fantástica comida a base de verduras.

Ya en Ping’an vamos a cenar a casa de una abuelita muy simpática que habíamos conocido la noche anterior. Cenamos un pollo que matan especialmente para nosotros, chorizo de un sabor muy fuerte, bacón ahumado y una verdura con pinta de césped ya crecido revuelto con huevo. Nuestra llegada ha sido todo un acontecimiento familiar, todos colaboran de una forma u otra. Después de cenar nos llevan a ver al resto de la familia, con quienes bebemos unas cervezas y quedamos para que al día siguiente alguien nos haga de guía a Longji.

 22 de septiembre

Hoy toca visita a los pueblos zhuang de Longji y Jinjiang. Contratamos una guía (50 ) ya que nos han dicho que es fácil perderse. Desde el hotel ascendemos hacia el Viewpoint 2, poco antes de llegar a él hay un  camino de piedra a  mano izquierda  que tras una hora de bajada nos lleva al pueblo de Longji. Es un pequeño pueblo similar a los otros de la zona, casas de madera y caminos empedrados. Llaman la atención una fuente en forma de dragón y un molino de agua. Hay también una bonita plaza arbolada donde reposar un rato. Longji no es un pueblo alterado por el turismo como Ping’an, no se ven occidentales, e incluso la vida entre los aldeanos parece más relajada. Montaña abajo, una hora mas tarde, ya se ve el pueblo de Jinjiang, tan sólo hay que cruzar un puente. Durante todo el camino hemos visto gente trabajando en los arrozales, es época de siega, el paisaje es más intenso, más amarillo, aquí el camino esta dentro de los mismos arrozales. A pie de carretera, junto al puente, hay un par de sitios básicos donde poder comer algo. Por Jinjiang pasa un autobús cada 3 h. dirección Ping'An, intentad estar en la carretera principal antes de que pase el último a las 17:00.

De vuelta en el hotel nos damos un masaje (50 ) reparador en la propia habitación y para cenar encargamos una pizza en el propio hotel con una cerveza bien fresquita.

GUILIN, 23 y 24 de septimbre

Un dicho popular dice que "el paisaje de Guilin es el mejor bajo el cielo". La ciudad esta atravesada por el río Li, parte esencial de su paisaje, por donde bajan los barcos hacia Yangshuo, a 83 km. de distancia. Guilin tiene su principal atractivo en la naturaleza, rodeada de colinas, verdes cadenas montañosas, formaciones cársticas, grutas, cuevas...

 23 de septiembre

Últimas hora en Ping’an. Tras desayunar, bajamos con calma hacia la parada de autobuses. Por el camino compramos algunas agujas para el pelo y abanicos, pensando en pequeños regalos para la familia que hay que empezar a buscar ya.  El viaje a Guilin pasando por Longsheng nos lleva unas tres horas.

Los lavabos de la estación de autobuses de Longsheng son una auténtica experiencia religiosa. No hay taza, tan solo un agujero en el suelo. Hasta aquí todo bien, el problema es que los habitáculos no tienen puerta, de tal forma que lo primero que se ve nada mas entrar es un tío en cuclillas haciendo sus deposiciones, el mismo paisaje se repite en la media docena de habitáculos que hay a su lado. Una canal con una ligera pendiente recorre por en medio todos ellos uniendo los agujeros, de tal forma que el habitáculo situado al final de la pendiente ve pasar todas las deposiciones de sus vecinos. Entrando a mano derecha está la sección de urinarios, no hay ningún tipo de separación entre ellos, es una pared lisa por la que cae agua de forma regular.

Como siempre nada más llegar a la ciudad, cogemos un taxi (8 ) y nos dirigimos al hotel.

 Backstreet Youth Hostel. 3, Renmin Rd. 110 . Hab. doble amplia, baño completo, TV, a/a, cómodo y limpio, aunque el agua apenas sale caliente. Bar, restaurante, internet y personal que habla inglés. Céntrico, junto a la zona comercial, a 5 minutos del río, del Pico de la Belleza Solitaria o del Parque Xiang Bi Shan.

Guilin fue para nosotros una ciudad de paso, un puente entre los Bancales de Arroz y Shanghai. Durante la primera tarde en la ciudad nos dedicamos a visitar los alrededores de Zhengyang St, una larga calle peatonal próxima a nuestro hotel rodeada de bares, terrazas, restaurantes, hoteles, cines y centros comerciales. Un buen lugar donde comprar souvenirs, tarjetas para la cámara de fotos, ropa, tés, degustar un helado en el McDonalds o el plato típico de la ciudad, la sopa de serpiente. Por la noche nos acercamos a Zhongshan Lu a disfrutar de su variado mercado nocturno, y de los puestos de comida que lo rodean.

 24 de septiembre

Al día siguiente hacemos turismo por los alrededores del hotel. Al norte de Zhengyang St. se encuentra el Pico de la Belleza Solitaria (50 ), una formación cárstica de extraordinaria belleza cuya cima ofrece las mejores vistas de la ciudad, y que se encuentra en medio de la Mansión del Príncipe Jingjiang (una familia noble durante la dinastía Ming). Hace 1500 años, Yan Yanzhi , gobernador de Guilin, escribió: "nada puede superar a este pico solitario en belleza", y de ahí su nombre. Mide 216 metros de altura y el lado este esta lleno de inscripciones esculpidas en roca de la dinastía Qing.

Al sur de Zhengyang St. está el Lago Shan, uno de los cuatro de Guilin, que fue durante la dinastía Tang la sección sur del foso que defendía la ciudad. En medio se alzan las Pagodas de Oro y Plata. La primera, construida en cobre, tiene 9 pisos de altura y 41 metros de alto, y se considera la mayor de su clase. La segunda, de 35 metros de altura, esta toda ella decorada con esmalte coloreado. Dicen que ambas están unidas bajo el agua por un acuario, nosotros no entramos.

A última hora de la tarde, poco después de cenar, nos dirigimos al aeropuerto, desde donde cogeremos un avión a Shanghai, 1h 40min, 1325 .. El taxi nos cuesta 90 y tarda unos 35 minutos. El aeropuerto es moderno, funcional, eficaz a la hora de facturar, puntual. El avión tiene algo estrecho el espacio entre filas, pero, claro, hay que entender que los chinos no son precisamente rompetechos…

SHANGHAI, del 25 al 29 de septiembre

Shanghai es la ciudad mas poblada de China, y su centro económico, financiero e industrial, debido en parte a su situación estratégica, ya que es la salida natural hacia el mar de las ricas provincias de Jiangsu y Zhejiang, donde viven más de 120 millones de personas.

Es una ciudad de actividad frenética, calles abarrotadas de foráneos y extranjeros, y aunque cuenta con mas de 4.000 rascacielos es un lugar donde conviven sin complejos la mas absoluta modernidad con la China tradicional. También es uno de los mejores lugares para hacer compras del país, que fue a lo que dedicamos la mayoría de nuestro tiempo.

El avión despegó de Guilin a las 21:15, llegamos al aeropuerto de Shanghai y cogemos un taxi (209 ) hasta el hotel, que previamente habíamos reservado por internet. Nos metemos en la cama pasada la 1:30.  Koala International Youth Hostel. 200 . Hab. con a/a, tv, ducha con hidromasaje, calentador de agua, cocina eléctrica, parquet y cama con capacidad para por lo menos cuatro personas. Inaugurado en marzo de 2006. Personal joven y simpático que habla ingles. Llamadas al extranjero desde la habitación a 4 /minuto. Merecen la pena los 20 minutos en bus a Nanjing Rd.

 25 de septiembre

El hotel no incluye desayuno, y el sito que elegimos para hacerlo es un local de comida rápida de lo más horrible. Con aún “mal sabor de boca” cogemos el autobús 112 (2 ) que nos deja frente al Museo, en pleno centro. Desde allí buscamos el mercado de Xiangyang sin éxito. Durante la búsqueda paramos en un banco a cambiar dinero. Se nos ha hecho la hora de comer y no hemos hecho más que dar vueltas para arriba y para abajo buscando un mercado que, luego nos enteramos, han movido de sitio. Por la tarde hacemos nuestra primera visita al Bund. Es un malecón de apenas 1.500 m. de largo en la orilla oeste del río Huangpu, es la zona donde se establecieron los ingleses tras la Guerra del Opio. Con el crecimiento comercial e industrial de la ciudad, la zona fue ganando importancia, y durante la primera mitad del siglo XX se construyeron una cincuentena de edificios en diferentes estilos arquitectónicos que le dan un aire muy particular. Actualmente se ha convertido en uno de los símbolos de Shanghai.

Paseando por él se ve, en la otra orilla del río Huangpu, el nuevo barrio de Pudong. Un barrio diseñado a principio de los años 90 para solventar un problema de falta de suelo. En él se pretende combinar de forma ordenada las construcciones comerciales, residenciales y lúdicas. Entre los puentes Yangpu y Nanpu hay ferries rápidos que cruzan los 400 m. de distancia entre las dos orillas por un par de yuans.

Cogemos uno de ellos y nos acercamos al barrio de Pudong, donde se encuentra la Torre Jinmao . 50 . Es el edificio más alto de China y el cuarto del mundo, con sus 421 metros y 88 pisos. El rascacielos incluye elementos de la cultura tradicional china, su parte superior tiene forma de pagoda. Cincuenta  plantas están destinadas a oficinas, y 25 pertenecen al Grand Hyatt Hotel, incluyendo un club exclusivo para clientes en la 86, y un restaurante en la 87. En la última planta hay un mirador con capacidad para 1.000 personas. Hay cinco ascensores cada diez plantas, además de dos ascensores directos al mirador a una velocidad de 9,1 m. por segundo. Esperamos a que anochezca para aprovechar y poder sacar fotos de la ciudad de noche.

De vuelta ya en el Bund cogemos un taxi al hotel por 22 . En vista del desastroso desayuno de hoy, compramos algo para desayunar en la habitación del hotel al día siguiente.

 26 de septiembre

Segundo día en Shanghai. Esta vez si que acertamos con el mercado, es el New Xiang Yang Market ubicado en los subterráneos de la Shanghai Science & Technology Museum Station. Mas de un centenar de puesto donde venden absolutamente de todo, cajas chinas, tableros de ajedrez de cuero de búfalo, ropa Custo, imitaciones Lacoste, Tommy Hilfiger o North Face, relojes, palillos y abanicos chinos… de todo, y todo tras intensos regateos que no siempre salen tan bien como quisieras. Echamos aquí toda la mañana comprando regalos, y comemos en un turco que hay en uno de los pasillos.

Vuelta al hotel a dejar las bolsas, duchita y trolebús al centro para cenar y visitar la calle mas famosa de Shanghai, Nanjing Road. De cinco km. de largo, es la calle central y más activa de Shanghai, y la calle comercial más importante de China. Es una zona ideal para compras y restauración, numerosas marcas internacionales se encuentran aquí: KFC, McDonalds, Tiffany, Geox, Mont Blanc, Dunhill, Warner Bross... Aunque la zona mas emblemática es la parte peatonal próxima al Bund, donde junto a pequeñas tiendas tradicionales conviven modernos centros comerciales, marcas internacionales, teatros, hoteles, restaurantes, y por las noches mucho neón. Un tren turístico guiado por ruedas permite recorrer cómodamente toda la zona por 5 yuans.

 27 de septiembre

El tercer día lo dedicamos a SUZHOU. A tan sólo una hora de Shanghai, Marco Polo la bautizo como la "Venecia de Oriente". El centro de la ciudad vieja lo atraviesa el Gran Canal, a su alrededor una densa red de estrechos canales de agua, calles y vías fluviales forman una extensa telaraña en la cual las edificaciones están a orillas de lagos y riachuelos. Suzhou también es conocida por sus parques y jardines orientales, nada menos que ciento ochenta de estilo clásico, de los que siete forman parte de la Lista de Patrimonio de la Humanidad. Es ideal para excursiones de un día desde Shanghai, de donde salen trenes cada dos horas, 22 .

En la estación de Suzhou alquilamos una furgoneta todo el día para nosotros solos por 80 , incluye conductor y guía, aunque en realidad la única diferencia entre uno y otro es que uno conduce y el otro chapurrea ingles.

Por la mañana visitamos el jardín mas famoso de la ciudad, y quedamos con el chofer para después de comer. Es el Jardín del Maestro de las Redes. 30 . De modestas dimensiones, apenas media hectárea, fue construido en el siglo XVIII, y formó parte de la residencia de un cortesano de la dinastía Qing. El jardín, en cuyo centro hay un estanque lleno de carpas, está adornado con árboles, flores y rocas. A su alrededor canales, puentes, pabellones y pasos techados nos conducen a los pequeños y delicados pabellones adornados con mobiliario de las dinastías Ming y Qing. El Puente Yibu, en la parte este del Jardín, es el puente de piedra mas pequeño de China. Como curiosidad, decir que parte de la residencia fue duplicada y expuesta en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York en 1981, y que el jardín en miniatura también se exhibió en el Centro Pompidou de París en 1982.

Nos recogen puntuales a la hora acordada. Nos acercamos al Panmen Scenic Area. 50 . Es un enorme parque situado al sur de la ciudad antigua, canales, cascadas de agua, formaciones rocosas, mangos, y un Jardín espectacular. Su construcción se inició hace 2.500 años, y hay que destacar: Hui Guang, la pagoda mas antigua de Suzhou, el puente Wu, el puente de piedra mas grande la ciudad, y la Puerta Panmen , la única compuerta que se conserva de las ocho que unían Suzhou con el resto de China. La entrada incluye un pequeño paseo en barca por sus canales.

Antes de volver a la estación aún nos da tiempo de pasear en barca por los canales de la ciudad vieja. Las casas en su mayoría se construían frente al río, hay pocas áreas desocupadas y por todas partes se encuentran callejones acuáticos y pequeños puentes.

A las 19:42, tren de vuelta a Shanghai, como siempre aprovechando para dormir un poquillo. Ya en el hotel, cenamos en un puesto callejero, en un callejón junto al hotel, la sopa mas picante de toda China.

 28 de septiembre

Empieza nuestro último día cien por cien chino, mañana ya salimos hacia Barcelona. Empezamos yendo al Carrefour que está a 30 minutos del hotel a comprar una arrocera y una batidora que nos llevaremos de vuelta a casa. ┐Por qué? Pues por que valen cinco veces menos que en Bcn, por eso.

Luego nos acercamos al mercado Xiangyang de la calle Nanjing Rd., 580, y completamos las compras de regalos. Sacamos dinero por ultima vez, mientras hacemos cola en el banco nos comemos un plato de fideos con albóndigas.

Por ultimo intentamos ir al Museo de Shanghai, 60 , 9:00 17:00. Dicen que es el mejor museo de China. Sus 10.000 m2 de exposiciones incluyen lo más importante del arte chino dividido en 11 categorías, aunque sus colecciones de bronce, cerámica y pintura son las más destacadas. Está en People's Square, en pleno centro de Shanghai. El diseño exterior de la cúpula redonda y la base cuadrada simbolizan la idea del cielo redondo y la tierra cuadrada. Frente al museo se encuentra el Gran Teatro, coronado por una cúpula invertida, que recuerda a una pagoda tradicional. Fue acabado en 1998, dispone de 1800 asientos, y su escenario de 718 metros cuadrados es el mas grande de Asia.

Desafortunadamente queda menos de una hora para que cierre y no nos venden entradas. Último paseo por Nanjing Road y por el Bund. De vuelta al hotel decidimos despedirnos de China con una buena cena, así que nos vamos al puesto callejero de la esquina y tomamos un pato laqueado con fideos y verduras junto a una cerveza bien fresquita por tan solo 21 . China es para comer en la calle…

 29 de septiembre

Últimas horas en China. Cogemos un taxi hasta la estación del Maglev, 45 . El tren magnético Maglev une el aeropuerto de Pudong con la ciudad en tan solo ocho minutos a una velocidad de trescientos kilómetros por hora. El aeropuerto de Pudong (PDG), a unos 30 km del centro, es un aeropuerto muy moderno con un diseño innovador, que parece "una enorme gaviota abriendo las alas para volar". Tiene la única torre de control en el mundo abierta al público, pudiéndose asistir a todo el proceso de aterrizaje y despegue de los aviones. Se requiere cita previa. Desafortunadamente no lo sabíamos, ahora que lo sabéis id y me lo contáis. [Volver]

Hoteles en China

Fotos de China

Ir arriba China 2006

Aviso legal      Contacto