Relatos de viajes

China 2006, el despertar del gigante (II)

Autor: Sandro Alarcón     Website: www.abiertoporvacaciones.com

XIAN, 9 al 11 de septiembre

Xian es sin duda una de las ciudades más carismáticas de China. Ha sido capital de trece dinastías, y fue punto de partida de la Ruta de la Seda , lo que la convirtió en centro de intercambio económico y cultural de China con el resto del mundo. Su principal atractivo sin duda son los guerreros de terracota, aunque merece la pena pasear un día por sus mercados, el barrio musulmán, la muralla o las diferentes torres y pagodas donde se puede llegar con el barato y eficiente transporte público.

 9 de septiembre

No hay estación de autobuses en Pingyao, así que al día siguiente, cogemos una mototaxi (10 ) que nos lleva hasta la autopista, donde hay que detener al bus que viene de Taiyuan. El autobús es cómodo, asientos almohadillados, aire acondicionado y dvd, y tarda unas seis horas por autopista. Desafortunadamente fueron un par más debido al accidente de un camión que colapsó la autopista.

El autobús nos deja fuera de la muralla, para llegar al centro cogemos un taxi y nos dirigimos a un albergue que nos aconsejaron en Pingyao.  Han Tang Inn, 160 hab. doble, ducha, baño, TV, aire acondicionado, y prensa internacional en recepción. Cama cómoda, el baño un poco sucio y con olor a humedad. Restaurante amplio y cómodo en la ultima planta, aunque mal ventilado.

El resto del día lo llenamos comprando los billetes para el Crucero por el Yangtze, camarote de lujo por 1022 . Habrá que ver que se considera lujo en un crucero chino. Cenamos en un fastfood de comida china y nos vamos al hotel a actualizar el diario.

10 de septiembre

El día siguiente lo empezamos con la odisea de comprar los billetes de tren a Chongqing. En el hotel nos quieren cobrar 60 de comisión por cada billete, así que decidimos buscarnos la vida por nuestra cuenta. Vamos a la estación de tren, donde en perfecto chino nos informan de que solo hay asientos duros, decidimos que 16 horas en esas condiciones es demasiado duro. Nos dirigimos a una oficina de CITS donde compramos unos billetes de avión por 530 cada uno para el día siguiente. Cuando acabamos son ya las 12:00, y decidimos acabar el día visitando los Guerreros de Terracota.

Todo el complejo está a 37 km de Xi'an, una hora de camino. Vamos en taxi hasta allí por 100 .

Guerreros de terracota. 90 . Es la excavación arqueológica más grande de China. Desde 1974 han sido halladas más de 7.000 figuras de guerreros y caballos de terracota de tamaño natural, dispuestos en formación de batalla con sus carros y sus armas, que custodian simbólicamente el mausoleo de Qin Shi Huang, el primer emperador de la dinastía Qing.

Convertido en museo, ocupa un área de 16.300 m≤ , divididos en tres módulos. El primero es el más impresionante de todos, en un foso de 14.000 m≤ (230x62x5), se exhiben mas de 6.000 guerreros y caballos en formación de batalla. Al este, 3 escuadras de 70 soldados cada una forman la vanguardia.

Al oeste, en la retaguardia, se encuentran los arqueros. Los soldados tienen una altura media de 180 cm. , todos llevan armadura, y en su origen estaban pintados y llevaban armas. No hay dos figuras iguales, todos tienen rasgos faciales diferentes, el bigote, la coleta, la sonrisa, la mirada... Se cree que son una fiel reproducción de la auténtica guardia imperial de Qin Shi Huang.

En los otros dos módulos, diversos utensilios en el suelo hacen evidente que aún están trabajando. En el segundo, de 6.000 m≤ , se han desenterrado ya 1.000 guerreros, 500 caballos y 89 carros de combate, la mayoría sin restaurar. El tercero parece ser el centro de mando del ejercito, hay 68 guerreros, un carro y cuatro caballos. En este módulo se exhiben en vitrinas un ejemplar de cada tipo de figura, con una amplia explicación de su graduación, número de ejemplares, peculiaridades de la figura... La mejor oportunidad para verlos con detalle y entender lo exhibido en los fosos. Seguramente lo más acertado es empezar la visita por aquí.

La vuelta la hacemos en el 306 por 7 , y tras una ducha salimos a cenar por el barrio musulmán. Aquí abundan los puestos callejeros, los mercados nocturnos y los restaurantes familiares, bols de fideos, cordero, pitas, y picante a destajo. En China te acostumbras al picante, todo está especiado, pero aquí lo llevan al extremo, tomamos una sopa tan picante que hasta nos temblaban los labios. Literal, sin exagerar.

 11 de septiembre

Al día siguiente toca visitar Xian antes de coger el avión a las 16:30. Al lado del hotel se encuentra el barrio musulmán, cuyo centro es Huimin Jie St. Es una calle arbolada rodeada de edificios de las dinastías Ming y Qing, restaurantes, tiendas, un mercado de ropa y souvenirs a un lado, y otro de comida al otro... El barrio está formado por callejones estrechos con casas de adobe, carnicerías, hombres con sombreros blancos y largas barbas... Un ambiente único en esta parte de China, y seguramente la mejor zona de la ciudad para comer. Visita obligada es Gran mezquita. 12 . Construida en el año 742, es una fusión de estilos arquitectónicos chino y musulmán. Ocupa 13.000 m≤ y está dividida en cuatro patios ocupados en su mayor parte por jardines. Escondida entre las callejuelas del barrio musulmán, es un remanso de paz donde huir del bullicio del centro. En el último patio se encuentra la Sala de Oraciones con capacidad para 1.000 personas y que funciona, como es tradicional, cinco veces al día.

Atravesando un mercado lleno de tiendas de recuerdos de todo tipo, desde mochilas hasta libros de Mao, vamos a dar a la Torre del Tambor. 20 . Es una torre de madera de 34 metros de altura, combinación de estilos Tang y Qinq, construida en 1380 sin usar un solo clavo metálico. En la antigua China estas torres eran usadas para marcar el paso del tiempo, y ocasionalmente como señales de alarma.

Enfrente suyo está la Torre de la Campana. 20 . Se trata de una torre de madera de 36 metros de altura, construida en 1384 por el emperador Zhu Yuanzhang, en el centro de la ciudad, para avisar a sus dominios de posibles ataques enemigos. Conforme la ciudad fue creciendo, su centro geográfico también cambió. Así que en 1582 la torre fue desplazada 1.000 m. hacia el este, y excepto por la base de ladrillo de 8 m. de altura sobre la que reposa, se trata al completo de la estructura original. Hoy sigue siendo el centro de la ciudad, aislada en una isleta, rodeada de tráfico y asfalto, se accede a ella por un paso subterráneo. Consta de dos pisos y tres voladizos curvados que le dan un aire majestuoso.

Después de comer, para bajar la comida y hacer una buena digestión paseamos un poco por la Muralla. 40 . Es una muralla rectangular de unos 14 km de largo rodeada de un profundo foso, fue construida durante la dinastía Ming, y se considera la muralla de ciudad mejor conservada de China. De sus cuatro puertas de acceso, la sur (Yongning o Paz Eterna), se encuentra a pocos metros de la Torre de la Campana. Dado el ancho que ofrece arriba, unos 10 metros , y el buen estado del firme, es una buena idea recorrerla en bicicleta, aunque nosotros no lo hicimos por falta de tiempo.

Pasamos por el hotel a recoger las mochilas, y cogemos un taxi (100 ) al aeropuerto de Xianyang (XIY) que se encuentra a 50 km. del centro. Para quien prefiera el transporte público desde enfrente del Hotel Melody salen autobuses (16 ) cada media hora. Ambos tardan aproximadamente una hora.  El aeropuerto es moderno,  y la facturación y embarque eficaz como pocas veces he visto.

RIO YANGTZE

Al llegar a Chongqing nos espera un colaborador de John, con quien habíamos hecho desde Xian la reserva de la noche de hotel y los billetes para el Yangtze. En un monovolumen nos lleva al  Lijing Hotel, Chongqing. 120 . Hab. doble, tv, baño europeo completo, limpio y con personal agradable. Céntrico. Situados frente al Carrefour bajar por la calle de la izquierda hasta la guardería, el hotel se encuentra en la 15™ planta del edificio que hay a su izquierda.

Ya de noche salimos a dar una vuelta por la ciudad. Chongquing es la primera ciudad auténticamente china, apenas influenciada por el turismo. La gente nos señala o nos saluda por la calle, enormes rascacielos junto a pequeños puestos callejeros, neones y templos. Cenamos en un pequeño mercadillo por 10 cada uno, cerveza incluida.

 12 de septiembre

CHONGQING. (15.300.000 hab.) Establecida hace más de 3.000 años, Chongqing, está situada en el cruce del los ríos Yangtze y Jialing, siendo la mayor ciudad industrial y comercial del suroeste de China. Sus principales puntos de interés son: ser el punto de partida de los "Cruceros por el Yangtze" que atraviesan las Tres Gargantas; y las cuevas de Dazú a 165 km de la ciudad, donde se encuentra uno de los mayores tesoros de esculturas budistas del país.

Antes de la salida del crucero nos da tiempo a visitar el Templo Arhat. Actualmente absorbido por los rascacielos y el bullicio de la ciudad, este templo de mil años de antigŁedad, albergó en sus buenos tiempos a más de 70 monjes. Destaca su entrada flanqueada por tallas en la roca de la dinastía Song, y los Cuatro Guardianes del Mundo. En su interior hay más de cuatrocientas figuras de Buda de diferentes tamaños, y coloridos murales que representan diferentes etapas de su vida. Una visita interesante, incluso aunque no dejen hacer fotos.

También os recomiendo coger el teleférico (2 ) para poder tener una vista aérea de esta ciudad atestada de rascacielos. Y aun más la visita al Carrefour, es como cualquier mercado asiático, peces vivos, tortugas, ranas, frutas exóticas, todo ello dentro de un recinto de tamaño descomunal.

A las cinco de la tarde John nos recoge y salimos para el buque, donde pasaremos los tres días siguientes.

En el 2009 uno de los paisajes mas espectaculares de China quedará anegado por las aguas. Se trata de las Tres Gargantas del Yangtze, formadas por montañas y acantilados de hasta 1800 metros de altura, en sus laderas hay aldeas, terrazas cultivadas y campesinos. Todo lo que quede bajo la cota máxima de inundación de 175 m. desaparecerá para siempre dentro de tres años. La causa es la construcción de la Presa de las Tres gargantas cerca de Yichang, que ayudara a controlar las crecidas del río Yangtze y la convertirá en el mayor generador de energía del mundo.
Con la intención de ver tan colosal obra y además disfrutar del inigualable paisaje que en tan sólo tres años cambiará de manera tan drástica para siempre, nos embarcamos en uno de los cruceros turísticos que cubren la ruta Chongqing Yichang.

Vistos los elevados precios de los cruceros turísticos destinados a occidentales, a partir de 350€ tres días, decidimos embarcar en uno chino. El mismo pasaje cuesta solo 100€ en primer clase, y el único inconveniente es que no hablan inglés. Hay tres tipos de camarotes: de seis plazas por 35€, de cuatro plazas por 50€ y de dos plazas 100€. Todos ellos tienen ventana al exterior pero en los de seis plazas no se puede abrir. Hay que sumar algún gasto más: las excursiones son opcionales y su precio es variable, el acceso a cubierta y terrazas para los tres días es de 60 , y las comidas salen por unos 30 cada una, aunque en cada punto de interés donde para el barco hay nutridos mercadillos.

Nuestro  Camarote es un primera clase. 1022 . Dos camas de 180 cm , mesita de noche, aire acondicionado, lavabo completo y banco-sofá. En el restaurante se puede comer por unos 30 , y hay un supermercado a buen precio.

A las ocho de la tarde el barco parte de Chongquing con destino final Yichang. Por el camino pasaremos tres ciudades (Fengdu, Fengjie y Wushan), las Tres Gargantas y acabaremos en la famosa Presa de Yichang. Antes de llegar a la primera garganta, el barco hace tres paradas.

 13 de septiembre

La primera visita del día de 6:30 a 9:30 de la mañana: Fengdu, Ciudad Fantasma, 40 . La leyenda se remonta a la dinastía Han cuando dos oficiales, Yin Changsheng y Wang Fangping, se recluyeron aquí como monjes taoístas alcanzando mas tarde la inmortalidad. Durante la dinastía Tang, unieron sus dos apellidos Yin-Wang, que significa "Rey del Infierno". Desde entonces más de 70 templos llenos de estatuas representando demonios terroríficos y amenazantes se han construido en la zona, que ahora se conoce como la Ciudad Fantasma.

El mas grande de todos ellos, el "Templo del Rey de los Infiernos", se encuentra en la cima del Monte Pingdu, a donde se puede acceder en teleférico. Hay estatuas de gobernadores, jueces, fantasmas, una sala con instrumentos de tortura, y otra con dos estatuas de Yan y Wing jugando al ajedrez. Al encontrarse a 288 m. de altura no se ve afectado por el proyecto de las Tres Gargantas.

En un puesto callejero hemos comprado unos fideos que hemos comido tranquilamente en la terraza del barco. A las 12:00 comida, y después siesta hasta las 15:00, estamos de vacaciones, qué coño… Vuelta a la terracita, a disfrutar del río hasta las 20:00 en que da comienzo una nueva excursión.

Templo Zhang Fei, 40 . Fue construido en honor del general Zhang Fei durante el período de los Tres Reinos (220-280). Una leyenda cuenta que una peste porcina mataba un cerdo tras otro, sufriendo el pueblo grandes pérdidas. La gente atribuyó la causa a que las rocas de la montaña tenían forma de una manada de puercos corriendo hacia el río Tangya. Al pensar que Zhang Fei había sido matador de cerdos, construyeron un templo en su honor para "impedir que la manada de puercos llegara al río". La peste desapareció, y desde entonces, la carne de puerco producida en la localidad goza de gran fama. El templo original fue destruido por una inundación en 1870 y reconstruido a finales del siglo XIX. El templo, que acoge numerosas inscripciones y cuadros de personajes ilustres de la historia china como Yan Zhenqing y Su Shi, ha sido desplazado junto a 126 árboles centenarios a 32 km de su ubicación original, para evitar que desaparezca bajo las aguas.

 14 de septiembre

A primera hora hay programada una excursión a Baidi, la ciudad del Emperador Blanco, pero decidimos saltárnosla y dormir hasta las 7:30. Después de desayunar subimos a cubierta para admirar nuestra entrada a la primera garganta, Qutang, la más corta, con 8 km . de longitud. Los primeros acantilados tienen 350 metros de altura, y la anchura del río es descomunal, haciendo que un barco de tres plantas y mas de 300 pasajeros parezca un patito de goma en una bañera. Durante el trayecto se pueden ver escrituras talladas en las paredes, algunas de ellas de la dinastía Song, y ataúdes de los antiguos Ba en lo alto de algunos acantilados.

El barco amarra en la ciudad de Badong, desde donde se inicia una de las excursiones mas interesantes del crucero, las Tres Gargantas Pequeñas, 300 . Desde aquí se toman unos barcos más pequeños para ir a las llamadas Tres Gargantas Menores: Puerta del Dragón, Mística y Esmeralda, en el río Daning (un afluente del Yangtsé). Un espectacular paisaje rural de aguas cristalinas, pequeñas cascadas, cuevas, acantilados, 160 hectáreas de bosques, monos y aves acuáticas a lo largo de 50 km . El hecho de verlas tan de cerca e incluso poder pisar tierra hace que resulten mucho más espectaculares que sus hermanas mayores. Excursión obligada, seis horas.

De vuelta al barco nos adentramos en la segunda garganta, Wuxia, de 45 km . de extensión. Tiene su mayor atractivo en sus famosos "12 picos", con alturas entre 940 y 1.200 metros . Cada uno tiene su propia leyenda, que seguramente narraban por megafonía para deleite del pasaje chino, mientras los escasos occidentales nos conformábamos con sacar fotos. Cenamos algo y nos metemos en el camarote a leer un poco, y al poco el barco vuelve a amarrar. Empieza la quinta excursión, el Templo Qu Yuan, 70 . Decidimos no asistir, ya basta de templos.

La tercera garganta, Xiling, de 75 km. de longitud la recorrimos de noche. Justo antes de llegar al final se encuentra la Presa de las Tres Gargantas, donde un sistema de esclusas permite cruzar al otro lado. En nuestro caso dejaremos el barco, y en un cómodo autocar empezamos una visita de tres horas por los puntos más importantes de la presa. Pero eso será mañana.

 15 de septiembre

Hoy a las nueve de la mañana desalojo del barco y excursión a la Presa de las Tres Gargantas, 135 . Es la presa mas grande del mundo. Tan famosa por su tamaño como por la controversia que ha generado desde su inicio. Polémicas aparte, la visita de tan colosal obra junto a la excursión por las Tres Gargantas Pequeñas, son las dos vistas obligadas de este crucero. Unos pocos datos que nos darán una idea de su envergadura: 17 años de proyecto (1993-2009), 28.000 obreros por turnos 24 horas por día, 102 millones de m3 de roca, 28 millones de m3 de cemento, 2.500 m. de longitud en el año 2009, 185 m. de altura y 22.400 MW de potencia con un total de 32 turbinas. Además de unas esclusas de cinco niveles.

Los principales objetivos del proyecto son cuatro: el control de las crecidas del río que en el ultimo siglo han matado un millón de personas, la producción de energía eléctrica de una fuente fiable y relativamente barata para media China, la multiplicación por cuatro la capacidad de navegación del rio reduciendo el coste a una tercera parte, y la dinamización de la zona como atracción turística. Pero todo esto tiene un elevado coste humano, habrá 1.300.000 desplazados procedentes de 2 ciudades, once villas y 116 aldeas de la región, y 28.800 hectáreas de tierra agrícola quedarán inundadas. Los grupos ecologistas advierten de la profunda modificación que sufrirá el ecosistema, de la acumulación de sedimentos en el cauce, y de la contaminación que producirá la perdida del efecto limpieza por la falta de corriente.

También hay un coste cultural. Aunque muchos lugares históricos están siendo desplazados a nuevos emplazamientos, casi un millar de sitios históricos de una de las cunas de la civilización china quedarán definitivamente bajo las aguas. En caso de rotura la ciudad de Yichang desaparecería en una hora.

Los servicios del crucero terminan en la estación de autobuses de Yichang. Desde aquí las conexiones con el resto de China son bastante complicadas, así que cogemos un autocar a Wuhan (4 h.), capital de Hubei y nudo de comunicaciones terrestres de esta parte del país, para tomar al día siguiente un tren (205 ) a Guilin. Nos hospedamos en el  Changhang Hotel, 15 Huiji Rd, Wuhan. 280 . Hab. doble, baño europeo completo, tv, ascensor, sala de conferencias, de todo, un *** en toda regla. Agencia de viajes donde hablan ingles.

 16 de septiembre

Desayunamos en el hotel, aunque no mucho, es desayuno típico chino y no está para echar cohetes.

Wuhan. Es una ciudad grande, moderna e industrial. Es en realidad la unión de tres ciudades (Wuhan, Hankou y Hanyang) separadas por los ríos Yangzi y Han. Durante siglos ha sido el centro del comercio y del transporte en China central. Hankou fue durante la dinastía Qing una de las ciudades mas importantes del país. Desde aquí los comerciantes usaban el río Yangtze para ampliar sus negocios por toda China.

El tren sale a las 15:00, hasta entonces visitamos uno de los símbolos de la ciudad, la Torre de la Grulla Amarilla (50 ). Construida en el año 223 durante el periodo de los Tres Reinos, fue utilizada al principio como torre de vigilancia. Durante la dinastía Tang se convirtió en lugar de alabanza de poetas y escritores. Posteriormente fue destruida hasta siete veces, y su ultima reconstrucción data de 1981. Vista desde cualquier ángulo su aspecto es exactamente igual, mide 51 metros de altura y tiene cinco plantas con diferentes exposiciones en cada una de ellas. Dentro del mismo recinto se pueden visitar además más de 60 puntos de interés, como pagodas, templos, jardines y lagos.

YANGSHUO, del 17 al 19 de septiembre

Yangshuo es un pequeño pueblo (300.000 hab.) encajonado en medio de diez picos montañosos que forman un estrecho valle. Rodeado de un paisaje de formaciones cársticas repartidas en medio de arrozales. Las posibilidades del pueblo y sus alrededores son muy diversas: alquilar una mountain bike, navegar por el río Li, visitar alguna de sus numerosas cuevas llenas de estalagmitas y estalactitas, bambú rafting o presenciar la ancestral pesca con cormoranes, entre otras.

 17 de septiembre

El viaje se nos ha hecho más largo de lo normal, al salir el tren a las 15:10, a la hora de ir a dormir te ha dado tiempo de hacer de todo. Me ha tocado litera superior, no son tan cómodas como las de en medio, y además yo diría que son mas estrechas.

Llegamos a Guillin a las 5:30, todavía es de noche, y después de comer algunas galletas en la estación, cogemos un bus a Yangshuo por 15 . Entre una cosa y otra a las 8:45 ya estamos allí.

Vamos directamente al  Yangshuo Cultural House. 80 hab. doble con baño. El precio incluye desayuno, comida y cena, y acceso a internet. Se pueden hacer llamadas al extranjero a bajo coste. Wei y su familia ofrecen la posibilidad de introducirte a la cultura china, a través de clases de cocina, caligrafía, tai-chi y chino.

Dicen que no has visto Yangshuo si no has recorrido sus alrededores en bicicleta, así que el primer día ya nos lanzamos a ello. Alquiler de bicicleta, 10 día + 100 de depósito. Salimos de Yangshuo dirección Fuli (8 km.) por la carretera general. No llegamos a visitar la parte vieja, tan solo nos aprovisionamos de agua y comemos algo antes de tomar una carretera secundaria poco transitada hasta Xingping ( 17 km ). Es una aldea de pescadores fundada hace 500 años, con apacibles aguas, picos altos y acantilados escarpados. Hay un par de hoteles donde hospedarse, lo que es una buena opción para huir del turismo que invade Yangshuo.

Aquí alquilamos una barca de bambú que nos lleva río arriba hasta Yangdi (130 ). El trayecto, de una hora, es una procesión sin fin de distintos picos, cada curva del río nos sorprende con uno nuevo, búfalos de agua y patos comparten las orillas, bosques de bambú, campesinos trabajando el campo, pescadores, y otras pequeñas barcas como la nuestra transportando turistas. Dicen que es la mejor parte del río, la verdad es que el paisaje es imponente. Debido a que la barca de bambú no aguanta el sobrepeso que suponen las cuatro bicicletas, desde Xingping alquilamos una barca mas grande para volver a Yangshuo (200 ).

 18 de septiembre

Al día siguiente, desmotivados por el calor y la falta de costumbre de la bicicleta optamos por recorrer la zona en motocicleta, que aunque no es tan bucólico también tiene dos ruedas y cansa menos.

Alquiler de moto, 80 día + 400 de deposito, llenar depósito 20 . Cogemos la carretera que lleva a Yima, estrecha pero asfaltada. Desde allí, siguiendo una pista paralela al río, vamos atravesando pequeñas aldeas y arrozales hasta el puente de la carretera general, que nos conduce a las oficinas de la Longmen Water Cave (120 ). La cueva mide tres kilómetros de largo y atraviesa 3 montañas, el agua tiene medio metro de profundidad, y fluye apacible y segura. Tras un angosto acceso en barca, caminamos entre estrechos y resbaladizos pasadizos, hay una charca donde tomar baños de barro, estalactitas de hasta veinte metros de altura, y una pequeña piscina al final del trayecto donde darse un chapuzón. Llevar toalla y bañador. Aunque es fácil orientarse en el interior de la cueva, un guía hará mas amena la visita. (40 / 4 personas). Comemos en el pueblo de Longmen, y desde allí salimos hacia Moon Hill (15 ), a solo dos kilómetros de distancia. Es una roca de 380 m. de altura con un agujero en forma de luna en la cumbre, al que se puede acceder subiendo 800 escalones de mármol. La cueva que forma tiene unos 50 metros de diámetro. Las vistas desde la cima son impresionantes.

Ya de vuelta en el hotel, ducha, colada y visita a la West Street , uno de los principales atractivos de Yangshuo. Una calle pavimentada con bloques de piedra y casas a ambos lados de estilo chino, convertidas en cafés, hoteles de estilo occidental, tiendas de artesanía, pintura, caligrafía, mochilas, ropa de montaña, academias de kung-fu... Uno de los pocos lugares donde oirás hablar inglés en China, no en vano algunos establecimientos están llevados por occidentales. Multitud de turistas hacen sus compras aquí, o se relajan tomando una taza de café o una cerveza fría. A mi me parece una turistada al mas puro estilo Lloret, sin encanto ni carisma, muy alejada de otras calles del mismo estilo como Kao San Road en Bangkok.

 19 de septiembre

Tercer día ya en Yangshuo, otra vez alquilamos una moto. Antes de iniciar la excursión por los alrededores pasamos por el mercado general, en el que se vende todo tipo de mercancía viva, como es habitual en Asia, incluso perros. Dan un poco de pena los pobres. Son una raza muy concreta, los tienen ahí enjaulados como a conejos… Se me han quitado las ganas de comer carne de perro, por mucho que diga Wei, nuestro casero, que es estupenda.

Tras el dantesco espectáculo nos ponemos en marcha. Carretera general hasta Baisha, desde donde un camino vecinal rodeado de arrozales nos acerca al Yulong Bridge. Un puente de 400 años de antigŁedad construido en un pueblo de apenas 30 casas rodeado de un paisaje paradisíaco. Allí mismo, en un restaurante con terraza flotante y pescado fresco, comemos. Para la vuelta evitamos la carretera y buscamos un camino que bordea el río hasta Yangshuo. Tras un par de cruces ya nos hemos perdido, y hacemos unos 15 km. atravesando una obra lineal llena de excavadoras y cubas de tierra. Después de un par de horas tragando polvo, unos paletas nos señalan un camino de menos de un metro de ancho entre la maleza que nos lleva a Dragon Town, y desde allí a la carretera general a la altura del Moon Hill. Es fácil perderse por estos caminos poco transitados, sobre todo teniendo en cuenta que no te cruzarás con nadie que hablé ingles.

Salimos a conectarnos en un cibercafé porque en el hotel la conexión va muy lenta, y hacemos la reserva de hotel para Shanghai. [Sigue] [Volver]

Hoteles en China

Fotos de China

Ir arriba China 2006

Aviso legal      Contacto